Online Users

Seguidores

14 ago. 2012

Tu nombre.

Las voces vuelven, escucho tu nombre mil veces entre las paredes todas rasguñadas o quizás es mi mente la que te llama, la que te necesita tanto. Me llaman y me dicen que venga, que no va a pasar nada malo. ¿Cómo puedo volver a confiar en aquello que alguna vez me destruyó? Sí, mi propia mente.
 La obsesión vuelve. Me vuelve a llamar ¿Queres jugar? Entonces jugamos. A veces necesito las cosas malas de mi vida, te necesito a vos, a mi, a ella,a todos ¿Por qué no? Está bueno después de todo, mi mente me conoce tal como soy  y con eso me basta, me gusta jugar, confundir pensamientos, engañarme a mi misma pero sobre todo a los demás. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario