Online Users

Seguidores

15 may. 2012


Pequeñas obsesiones que me matan, pequeñas obsesiones que te matan. Pequeñas personas que se hacen grandes en tu vida. Pequeños corazones que te hacen abrir el tuyo. Pequeños dolores que se hacen grandes. Pequeños impactos que te afectan más de lo normal. Pequeños sentimientos que se extienden por todo mi cuerpo. Quiero que las cosas 'pequeñas' que me pasan, no se hagan grandes en mí.  ¿Puede ser?

11 may. 2012

Odio.

Siento un monstruo dentro mío, y esta a punto de salir. No me gusta para nada, siento ira, muchísima. Siento demasiada tristeza, impotencia y el odio me sobra. Mi pequeño monstruo que tanto guardé, esta gritando, pide acción, pide dolor, pide salir. Ser libre. Se esta quebrando de a pedacitos, se está acercando y tengo miedo. ¿Pero de que tengo miedo? Es algo que forme, es algo que guardé tanto tiempo. Soy yo, nos estamos encontrando querida parte de mi, mi infancia, mi alma, mi monstruo.
Me sobra el odio hacia la gente, hacia mi misma, hacia los que eran o son mis amigos. Me sobra el odio hacia este mundo tan asqueroso, hacia la gente que me rodea, sus voces, sus respiros.. me sobran las ganas de matarte. Sus corazones tan podridos, tan oscuros, tan asquerosos. Puaj. Me repugna la gente. Y el que está en desacuerdo conmigo, lamentablemente su corazón esta demasiado podrido como para entender esto.


9 may. 2012

Mis amigas.. o eso creía.

Estaban todos esos números asquerosos, junto a la comida. Me acorralaban, yo gritaba y gritaba a más no poder, algo me pedían. A la izquierda vi una balanza, algo me llamaba la atención de ella y decidí acercarme.. Tenía miedo pero necesitaba sacarme la duda a más no poder. La balanza marcó un peso , que ese peso para mi significaba "Insuficientemente delgada para vos y para todos".
Recuerdo mis ojos, mi desesperación, mi dolor y el espejo que se encontraba a la derecha no me ayudaba para nada. Sentía que alguien venía, decidí limpiar mi cara luego de haber llorado, veo como alguien se acerca. Era una joven encapuchada de negro, se acerca y me dice al oído "Yo puedo ayudarte por las buenas o por las malas" Algo me decía que ella me iba a ayudar, pero claramente algo de mi iba a morir en ese momento.
Los números junto a la comida habían desaparecido. Recuerdo sus palabras claramente "Ahora lo que importa es el espejo y la balanza, van a ser tus mejores amigas y yo seré tu reina". Recuerdo haber perdido la conciencia de mi misma o eso creía, ella se había ido y yo me sentía algo rara mi mente no era la misma y claramente nunca lo volvería a ser.
Los días pasaban y me sentía algo sola, o quizás lo estaba mentalmente. Recuerdo que la gente me preguntaban por mi cara pálida y mis ojos caídos "¿Estas bien?" lograba mentir tan fácilmente. Algo había cambiado dentro de mi y me dolía demasiado, me dolía ver que la comida era tan especial y a la vez dolorosa para mi. 
Un día como todos estaba sentada contando las calorías, como solía hacerlo cada día. Ya estaba cansada, mis ojos se caían y mi cuerpo es debilitaba cada vez más.. pensaba que ya era la hora de decir basta. Ella estaba sentada a lado mío leyendo una revista sobre modelos, ella era tan perfecta y yo deseaba serlo tanto. Sus huesos, su figura me inspiraba tanto pero a la vez me dolía hacer esto. Recuerdo que la miraba comer y deseaba tanto eso, luego de darse cuenta de que la miraba me dijo "Hasta que no seas lo suficientemente delgada no podes comer esto y lo sabes". 
Lo que produjo en mi eso, fue demasiada ira, muchísima tristeza ¿Quién se creía para decirme eso? Yo podía comer todo lo que quería y decidía cuando. Me acerque a la comida que estaba a lado de Ana, cuando estaba a punto de tocarlo recuerdo que ella me grito un NO, la empuje y comí todo lo que más pude por más que sus palabras y sus gritos eran más fuertes que cualquier cosa, no le hice caso y a veces me arrepiento de eso. Recuerdo como me insultaba, me gritaba  "¿PERO QUE MIERDA HACES? ¿NO VES QUE ESTAS GORDA? GORDA GORDA Y GORDA, MALDITA GORDA SOLTA ESO".
Y ahí me pregunté con quien había estado tantas semanas, que clase de reina me haría eso ¿En quien me había transformado? 
Recuerdo que corrí lo que mas pude, corrí y corrí, corrí hasta perder la conciencia de mi misma, me había desmayado. Me desperté, había una chica toda de negro, sus ojos penetrantes y grandes me llamaban la atención. Esa mirada de niña perdida y triste, me mataba hasta a mi. Recuerdo su voz tan dulce diciéndome ¿Te puedo ayudar? Yo no te voy a hacer daño. Que ilusa fui al volver a confiar, que ciega pensando que no iba a volver a pasar lo mismo.
Recuerdo como me enseño a "ayudarme" , me mostraba que hacer con mis propias manos, ella lo hacía tan dulcemente que me daban ganas de hacerlo. Pero notaba algo distinto esta vez, su intención no era la misma, veía como ella vomitaba y no cualquier vomito, un vomito de rabia, de odio a si misma y hacia los demás. Pensaba que si ella podía vomitar ese sentimiento, yo podía transmitir lo mismo a traves de mi vomito, de mi dolor. Era expulsar mi dolor, la culpabilidad y sacar mi alma. Que de a pedacitos sea libre de una vez, ya no soportaba más estar en este cuerpo tan pesado, tan lleno de ilusiones que se quebraron con el tiempo. Ahora ella era mi mejor amiga, ahora ella era todo y ella se llamaba Mia. "Me llaman bulimia pero podes decirme Mia"...